jueves, 18 de septiembre de 2008

LA RECETA MÁS SIMPLE...Y RICA

La primer receta que voy a postear es muy clásica y no falla. Es de esas recetas que se pueden poner en práctica sin ninguna duda porque sabés cuál va a ser el resultado, además es muy simple y una vez que la hiciste no te olvidas más; sirve tanto para hacer pizza a la piedra como media masa. Ya la subí en mi otro blog, (PENELOPE...QUE CRUZ!!) http://www.isabellatejeydesteje.blogspot.com/ como una de mis favoritas porque reune todas las condiciones para estar en aquel blog que se trata de recetas fáciles y rápidas. El rendimiento es óptimo porque por cada kilogramo de harina obtenemos 4 pizzas a la piedra, o 3 de media masa. RECETA DE MASA BÁSICA: Ingredientes:
  • harina 0000 (4 ceros), 1 kg
  • levadura prensada, 50gr
  • aceite, 3/4 pocillo
  • sal, a gusto(normalmente 1 cucharada)

  • agua tibia, 1 taza, (250 cm3)

PROCEDIMIENTO: Encender el horno a temperatura mínima. Poner en un bol profundo la harina y la sal bien mezclada;desgranar la levadura y mezclarla bien. Ahuecar en el centro y poner el aceite, comenzar a agregar el agua tibia e ir revolviendo con cuchara de madera; revolver desde el centro(donde está el liquido) hacia afuera para ir uniendo de a poco la harina. LLegará un momento en que el bollo se ha unido todo, entonces lo pasamos a la mesada bien enharinada, y comenzamos a amasar intensamente; si es necesario agregar más harina(si la masa está pegotosa), si está dura y cuesta amasarla, entonces agregarle un poco de agua tibia, pero solo un poco, porque cuando se trabaja bastante la masa se pone tierna por la temperatura de las manos. El amasado es fundamental en las masas de levadura, así que no escatimen, que aquí no hay riesgo de pasarse, cuanto más, mejor. Acá pueden descargar todas las broncas y frustraciones sin problema, se puede golpear y revolear, y volver a golpear sin drama...así nos ahorramos el psiquiatra y obtenemos una pizza de primera!! Cuando la masa este lisa, tierna y comienza a esponjarse (o cuando ya no tengamos mas broncas que sacarnos), repartirla en 3 bollos si se quiere a media masa, o en 4 si las queremos finitas tipo a la piedra; tapar con un plástico y poner cerca del horno, por ejemplo sobre la puerta abierta, o también cerca del calefactor; la cuestión es que esté en un lugar tibio (solo tibio), para que leve. El punto ideal es cuando duplicó su tamaño, pero si están apurados, puede ser en cualquier momento, incluso, cuando se termina de amasar. Volver a amasar cada bollo un poco, y luego estirar con palo de amasar hasta alcanzar a cubrir cada pizzera, que deberá estar aceitada en el caso de la media masa, o enharinada y del lado revés en el caso de a la piedra. Cubrir nuevamente y dejar levar otra vez( si hay tiempo), mientras preparamos la salsa. Levantar el horno a temperatura media; cubrir cada pizza con un poco de salsa, y llevar al horno. Primero en la parte superior para que cocine la masa, y luego en la parte inferior del horno para que haga piso (se dore la base y quede durita); ahí es cuando la sacamos del horno, para cubrir con más salsa y lo que quieramos, como muzzarella, queso fresco, jamón o lo que sea. Un golpecito de horno bien caliente y cuando se derritió bien la muzzarella, la sacamos, le colocamos las aceitunas, le espolvoreamos un poco de orégano y listo...llevamos a la mesa en tabla de madera y cortamos con cuchilla grande (si no tenemos cortapizza), ante los ojos y narices de nuestros hambrientos comensales. Un consejo, salvo que sean extraterrestres, amasar bastantes, porque la pizza siempre es poca!!!

No hay comentarios:

BlogUpp!